T (743) 792 0001 ventas@grupoamv.com

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $399

Iniciativas Ecológicas

Grupo AMV tiene como objetivo reducir el uso de poliestireno expandido (EPS) para proteger los muebles y accesorios en tránsito en un 50 por ciento en los próximos dos años, así como reducir el uso total de embalaje en un 25 por ciento y hacer uso de materiales reciclados para el EPS que todavía utiliza. En 2010 comenzamos a probar los productos de celulosa moldeada y bolsas de aire , así como los bloques de esquina hechos a base de residuos agrícolas y raíces de hongos. Grupo AMV al igual que otras compañías estamos facilitando la transición de los materiales de embalaje que se consideran dañinos para el medio ambiente.

Las pruebas de embalaje reflejan la visión panorámica de las iniciativas verdes de Grupo AMV . Tomamos la amplia perspectiva de que la sostenibilidad debe ser integral, desde el diseño inicial del producto hasta el final de su vida útil.

Esto implica la evaluación de los materiales de embalaje, considerando no sólo propiedades tales como la tolerancia a la vibración y a las caídas, sino también sus orígenes. Las preguntas típicas sobre el origen del empaque incluyen: ¿El material se cultivó para este propósito o se utiliza un subproducto de otro producto cultivado que de lo contrario se desperdiciaría? ¿Qué recursos se consumen –y qué subproductos se crean– durante su fabricación? ¿Qué tan cerca está el material producido del lugar donde se usará?

Grupo AMV también considera dónde terminará el paquete usado. Por ejemplo, ¿qué sucede después de que el producto se desempaca, en un negocio o en el hogar de un consumidor? ¿Existen múltiples opciones de eliminación, tales como la reutilización, el compostaje o el reciclaje? ¿Qué tan fácil puede el cliente reciclar los empaques? Esto puede ser un asunto complicado –el poliestireno expandido técnicamente es reciclable, pero el acceso del consumidor a las instalaciones donde éste se recicla es limitado.

Para los productos existentes, Grupo AMV evalúa si tiene sentido simplemente intercambiar un material por otro, o si se debe cambiar el diseño del producto para permitir mejoras en el empaque. El diseño que considera la cadena de abastecimiento como un factor se está convirtiendo en una parte fundamental de los proyectos de embalaje sostenible.